Proyecto Ramón y Cajal

                                                       

 

 

     


Este proyecto lo llamé RETO ACEPTADO!!

Y es que fue eso lo que supuso para mi, fue un salón "difícil. "

  Uno clientes encantadores, todo hay que decirlo, vinieron buscando soluciones a la distribución de su salón, ya que por una parte nos limitaba la forma de éste, tenía cejo en varias paredes, y por otra, el hecho de que quisieran conservar parte del mobiliario que tenían en la vivienda donde vivían en ese momento, por lo que tocaba adaptarse en cuanto a medidas. 

Para colmo se enamoraron de un sofá que medía 3,10 cm!! En ese momento pensé, RETO ACEPTADO!!

 Y me puse manos a la obra, en busca de la distribución perfecta. 

El sofá lo situamos en la única pared que por medida iba bien, y justo enfrente su mueble, y en la pared contigua la mesa comedor. Nos decantamos por una pieza de cristal con el pie central, en una medida bastante grande ya que la pared lo admitía, las sillas de piel roja que ya tenían aportaron personalidad a ese rincón y el papel pintado terminó de vestir la zona comedor.

 Al ser el mueble color roble, nos decidimos por un tono beige para el sofá, que además de dar amplitud congeniaba muy bien con los tonos ya existentes. La mesa de centro continua en cristal con forma curva y pusimos una alfombra para enfatizar la zona living. Como idea, le planteamos la posibilidad de levantar un muro a media altura detrás del sofá, salvando el cejo y dando más protagonismo al cuadro que querían colocar en esa pared con unos focos. Y este es el resultado!