Proyecto Playa




Salón



Salón



Dormitorio principal


 Este proyecto me hizo mucha ilusión, son clientes conocidos a los que ya les decoré su vivienda habitual y volvieron a confiar en mi para su piso de playa, son encantadores y les tengo un cariño especial.

 La vivienda tiene unos 110 metros cuadrados, en líneas generales, a mis clientes, les gusta los muebles modernos, con un toque elegante. Al ser en la playa, los colores suaves y alegres han sido los elegidos para trasmitir en todo momento sensación de paz y tranquilidad. 

Para el dormitorio he usado la combinación arena y roble en el mobiliario, colores suaves con un punto de calidez. Acompañando al cabecero de chapa natural elegimos un papel pintado simulando la piedra natural, para continuar con ese efecto un turquesa suave fue el color del resto de las paredes. 

Rematamos con unos visillos beige claro en lino y una alfombra de seda en tonos azules y amarillos para aportar el toque de color. 

El salón es rectangular, bastante amplio y con la cocina integrada, por lo que decidí obviar la mesa de comedor, ya que existe una zona en la cocina para comer, pero he incluido un mesa de centro, elevable y extensible por si en alguna ocasión fuera necesaria. 

Al disponer de chimenea en el salón, opté por un mueble para la televisión, blanco con líneas rectas y discreto para que quedará integrado. Propuse una chelsongue que además es cama, para posibles invitados, acompañado por un sillón relax, en tonos celestes y verdes.  Seguimos apostando por visillos en tejidos naturales, en este caso seda, en un tono gris muy claro al igual que las paredes. Y como protagonista un cuadro de 2x2 metros aportando color y alegría a la estancia. 

Me ha gustado mucho el resultado y lo más importante a ellos también!